¿Qué es un tratamiento de conducto o endodoncia?


Es un tratamiento que se le realiza a las raíces del diente, mas precisamente en los conductos radiculares.
Este tratamiento se realiza cuando el diente se fracturo por un traumatismo (un golpe), una caries que llego a la pulpa dental o por una necesidad de hacer un perno y una corona.



Al diente se le realiza la apertura (una perforación en la corona para acceder a la cámara pulpar y los conductos) y luego con un instrumental especifico se elimina la pulpa y se limpian las paredes de los conductos otorgándole una forma cónica. Luego se realiza la obturación del conducto con un material especifico para esto. El objetivo es realizar una limpieza de los conductos de bacterias, tejido necrótico, etc. con el fin de dejar el conducto lo más aséptico posible y conseguir, con la obturación, el sellado apical (en la punta de la raiz hay un orificio donde penetra el paquete vasculonervicio que nutre al diente, este orificio es el que se trata de sellar) y del resto del conducto: aislándolo del resto del organismo. Si no se logra un correcto sellado, puede ser que el proceso infeccioso no sea eliminado pudiendo traer complicaciones en un futuro.