Odontopediatría:


La odontología pediátrica es la especialidad que se encarga de la prevención y el tratamiento integral del sistema bucal del niño durante el período perinatal, la niñez y la adolescencia.

El valor de este servicio es inmenso, y es la base de la salud oral de cualquiera, ya que un tratamiento odontológico poco adecuado o insatisfactorio realizado en la niñez, puede dañar permanentemente el aparato masticatorio, dejando al individuo con muchos de los problemas dentales comunes en la población adulta.

Cuando un odontólogo se especializa en niños, requiere de la adquisición y utilización de amplios conocimientos odontológicos, de los cuales gran parte es común a los que se utilizan en adultos, pero otra parte es única y pertinente para la atención de los niños porque está tratando con individuos en formación y desarrollo que están atravesando períodos de transformaciones.

El odontopediatría se encuentra en capacidad de intervenir durante el crecimiento y desarrollo de las estructuras craneofaciales y la resistencia a las enfermedades de los tejidos orales de los niños adolescentes, para lograr estructuras bucales normales desde el punto de vista metabólico, funcional y estético.

La Odontopediatría actual estaba orientada principalmente en los procedimientos diagnósticos, prevención (utilizándose macro modelos de la boca para un mejor aprendizaje de los niños) y en el mantenimiento de la integridad de los arcos dentales, cuando ocurren pérdidas de dientes a causa de caries o traumatismos. Las técnicas restaurativas, el tratamiento de la pulpa (nervio), el mantenimiento de espacios, el control de hábitos orales, la ortodoncia interceptiva y la ortopedia maxilar son aspectos fundamentales de esta especialidad.

Se recomienda consultar al odontopediatra cuando aparece en la boca el primer diente. Es importante desde ese momento realizar una valoración completa que permita periódicamente supervisar el adecuado desarrollo de las estructuras orales. Pero aún después del nacimiento, el odontólogo pediatra podrá responder todas las inquietudes respecto al cuidado prenatal y perinatal de la salud oral de su hijo.

El odontopediatra comprender las necesidades emocionales y psicológicas de los niños, y también todos sus procesos de maduración social. Es un profesional capacitado para atender la mayor parte de las necesidades orales de los niños, esto incluye, toda la parte preventiva, tratamiento de caries, y enfermedades bucales, manejo de hábitos orales, ortodoncia preventiva e interceptiva. Además para tener mejor entendimiento de esas necesidades el odontólogo conocer fases de la medicina pediátrica, genética, de nutrición y del crecimiento y desarrollo general e integrarlas con los conocimientos de salud oral para conseguir resultados agradables para el paciente, sus padres y el odontopediatra.